BETTING ON ZERO: UN PRETEXTO PARA GESTORES DE FONDOS DE COBERTURA MULTIMILLONARIOS

ENGLISH | ESPAÑOL

La película “Betting on Zero” es, como mucho, un infomercial enfocado en contra del  sector de venta directa y compañías como Avon, Pampered Chef, Mary Kay y Amway.  Normalmente, los productos de compañías de venta directa no se venden en comercios minoristas sino que se encuentran disponibles a través de una red de comerciantes independientes.  En 2015, solo en los Estados Unidos, las compañías de venta directa generaron más de 36 mil millones de dólares en ventas al por menor y abarcaron más de 20 millones de personas.

Elucubrado y financiado por un inversor de fondos de cobertura neoyorquino que intentaba sacar provecho de su propia apuesta financiera contra una compañía de venta directa, “Betting on Zero” se propone contar la historia sin precedentes de la impensable e infundada apuesta multimillonaria de Bill Ackman contra una de las mayores compañías de venta directa de todo el mundo, Herbalife Nutrición.  Hoy en día, cuatro años más tarde, el ataque de Bill Ackman contra Herbalife Nutrición ha recibido todo tipo de calificativos, desde “abuso deplorable” hasta “ridículo” o “colosal misión arrogante para justificarse”.  

Tanto destacados responsables políticos como líderes de opinión y periodistas han cuestionado públicamente la motivación, las maniobras y la opinión de Ackman y le han instado a que ponga fin a sus ataques despiadados contra la compañía de nutrición.  Por ejemplo, cuando la CNBC le preguntó acerca de declaraciones hechas al New York Times sobre si Ackman había cruzado la línea de “tratar de difundir la verdad” a “tratar de influir en el precio de ciertas acciones”, el ex presidente de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC), Harvey Pitt, manifestó: “Sin duda es lo que parece”.  Pitt añadió: “Si intentas influir en el precio de una acción para hacer valer tu filosofía de inversión, no está bien”.

El problema fundamental que comporta la película “Betting on Zero” es que si bien se presenta como un “documental sobre Herbalife”, se trata en realidad de un infomercial que ni es ecuánime ni se basa en la verdad.  No llega a explicar una parte importante de esta contienda y fracasa en dar voz a los más de 4 millones de distribuidores independientes o a sus clientes que usan productos Herbalife Nutrición por todo el mundo. 

Pero una vez más, la película nunca fue pensada para presentar un fiel retrato del ataque de Ackman sino que, en cambio, servía de pretexto para la apuesta de un inversor contra una compañía de venta directa.  Para comprenderlo mejor, solo hay que seguir la pista del dinero. 

 

La historia de cómo sucedió

En 2014, el director de “Betting on Zero” se aproximó a Herbalife Nutrición para que su director ejecutivo saliera en una película que estaba haciendo sobre el ataque de Bill Ackman a la compañía.  Al preguntarle quién financiaba la película, el director contestó que había un empresario interesado en financiar un conjunto de películas sobre pequeñas empresas estadounidensesy que prefería permanecer en el anonimato.  El director declaró que el financiador no tenía, ni nunca había tenido, intereses económicos en Herbalife Nutrición.  Los representantes de Herbalife Nutrición consideraron la oferta, pero al final decidieron no participar por las respuestas imprecisas del director.

La decisión de la compañía de no participar fue profética ya que más tarde se descubrió, a pesar de que el director aseguraba lo contrario, que la película recibía financiación de un vendedor en corto que se beneficiaba económicamente cuando el sector de venta directa recibía un ataque.  Además, se descubrió recientemente que Bill Ackman y su equipo de banqueros también estaban colaborando y conspirando en la película, lo cual no sorprende, dado que éste participó en un caso de manipulación de mercado durante más de cuatro años en un intento de sacar provecho de su apuesta multimillonaria fallida. 

Aun así, el director intentó ocultar las identidades de aquellos que estaban involucrados en la financiación y en la creación de la película.  ¿Por qué?  Bueno, es sencillo.  Ellos sabían que revelar las identidades socavaría la credibilidad, veracidad e imparcialidad de la película.

Preguntas importantes por hacer:

¿Por qué no revelar que el financiador de la película es un conocido crítico del sector de venta directa, que actualmente se dedica a vender en corto otras compañías de venta directa y, por tanto, tiene un interés económico en relación con el hundimiento del sector? 

¿Por qué la película no revela que está financiada por alguien que antes vendía en corto (lo que podría hacer otra vez) acciones de Herbalife Nutrición? 

¿Por qué, durante varias reuniones con Herbalife Nutrición y con abogados de Gibson Dunn, dijo el director que el financiador de la película no tenía, ni tuvo nunca, un interés económico en Herbalife Nutrición? 

¿Por qué la película no revela que la aparición de Ackman en enero de 2015 -destacada en dicha película- en una iglesia de Chicago - -  no fue otra cosa más que una escena orquestada, hecha a medida para la grabación?  Tanto es así que un periodista presente declaró: “Estoy en una película de Hollywood,” y que todo el acontecimiento “era un espectáculo”.

¿Por qué la película no revela que uno de los productores de la película era amigo de la universidad de Bill Ackman y que estuvieron juntos en el equipo de remo?

¿Por qué no aparece ninguno de los 4 millones de distribuidores independientes y clientes satisfechos de Herbalife Nutrición en este “documental de Herbalife”?  

¿Por qué no sale entrevistado ningún inversor de Herbalife Nutrición en la película?  Inversores como Carl Icahn, George Soros y Bill Stiritz.

¿Por qué la película no incluye conferencias completas de los ejecutivos de Herbalife Nutrición y, en su lugar, se dedica a exprimir las palabras en un intento de distorsionar la verdad?

FINALMENTE

La película es, simplemente, un intento por manipular el precio de las acciones de compañías de venta directa para que los inversores se beneficien de ello.

Desafortunadamente, “Betting on Zero” forma parte de una larga lista de representaciones parciales de Herbalife Nutrición, muchas de las cuales están financiadas por un vendedor en corto.  Aun así, esta campaña se viene realizando desde hace más de cuatro años y la compañía es más fuerte ahora de lo que nunca ha sido.  Y la razón también es clara, porque, normalmente, al final la verdad se acaba imponiendo.

Ahora que la película se ha estrenado y que los hechos tras las motivaciones del financiador se han desvelado, las intenciones ocultas detrás de “Betting on Zero” resultan claras.  Se trata de un infomercial acerca de vendedores en corto, pagado por vendedores en corto.  La película se hace eco de las alegaciones de vendedores en corto de Wall Street.  No hace ningún esfuerzo por describir de forma objetiva los 36 años de historia de Herbalife Nutrición de llevar salud y productos de bienestar a consumidores de todo el mundo.  No describe Herbalife Nutrición como la marca comercial número uno en el mundo sobre control de peso.  No describe los 4 millones de distribuidores independientes y de clientes de Herbalife Nutrición, los más de 8000 empleados o el éxito considerable que muchos de los distribuidores independientes de Herbalife Nutrición han logrado.

EL VERDADERO HERBALIFE Nutrición